Archivos para diciembre, 2012

Destino (segunda parte)

Publicado: 12 diciembre 2012 en De la vida y todo lo demás

Un año y un ciclo terminan (o dan comienzo) y tengo que compartir la sensación de sentirme fortalecido. No necesito mirar atrás para darme cuenta de la cantidad de momentos que me hicieron feliz: se sienten ahí, cerca, cálidos, llenándome de una energía que inspira a hacer, a dar, a ponerme en movimiento. A capturar nuevas sonrisas que se sumen a las tantas que me fueron devueltas. Es largo el camino recorrido y más largo aún el que queda por delante, pero la sensación es de que seguimos avanzando.

De aquel que se preguntaba o cuestionaba el mandato social, ahora hay uno que ni siquiera pierde el tiempo en semejante pavadas: lo único que se parezca a un “mandato” que se me pueda ocurrir es el de ser feliz y hacer feliz a aquellos cercanos al cuore.

Con las amistades, como siempre, cotizando en alto, retomo aquel plan que puse en movimiento en abril de calzar la mochila al hombro y partir hacia inesperados rumbos lejanos. A perderme entre idiomas de los que no se más que diez palabras y costumbres que estoy dispuesto a conocer. Europa, ¿quién lo hubiera dicho? Los refutadores de leyendas ya hicieron su acto de aparición, cumplieron (como buenos burócratas) en poner sus obstáculos y la primer tanda de estos ya quedó atrás.

¿Voy en busca de mi destino? No. Voy a crearlo. Empezando por abrir la cabeza y dejarme fluir a todo eso que el mundo me quiere mostrar. Sigo fiel a la creencia de que el camino se hace andando. Que las cosas se construyen en esfuerzos de voluntad, dando forma a ese caos creativo que nos alimenta. Si somos conscientes, no marchamos por surcos, no repetimos lo que nos han dictado. Y si nos equivocamos, es porque así lo elegimos. Porque hay errores que bien valen cometerlos mil veces.

Más tiempo pasa y más me alegro de descubrir que nada está escrito en piedra. Mucho menos, nuestras vidas…