Sólo 999 grullas de papel…

Publicado: 23 octubre 2010 en Te quise en miércoles

(… porque con la paciencia de su lado, no haría nada que fuerce aquel mágico deseo…)

Solo una serie de desvaríos más para “Te quise en miércoles”. No me hagan mucho caso…

“Me dejó ese gusto a los amores de invierno que terminan en primavera… Y mientras la observaba a la distancia, se fue caminando con la determinación de los que no miran atrás, pues saben que el futuro traerá todas las respuestas… Entonces supe que a ella la querría como a esas personas que siempre estuvieron en mi camino. Esas personas que, en la memoria, parece que siempre estuvieron allí. Que eran parte de mi vida, aún, mucho antes de conocerlas…”

“Esa particular historia que aún antes de empezar, ya tuvo mil primeros besos y otras tantas despedidas…”

“El amor no es más que otro sueño. Podemos recorrer mil lugares paradisíacos hasta que decimos ‘Este es mi lugar en el mundo’, como podemos atravesar mil historias hasta decir ‘Este es el amor de mi vida’. Que el sueño mantenga su magia depende de aquellos que formamos parte de él, de nuestro sentir, de como nos dejemos enamorar y de las cosas que hagamos para que esa ilusión no destiña…”

“Me dijo que, al igual que yo, no creía en los para siempre. La diferencia es que, esta vez, yo quería creer…”

“Porque aunque todo en nosotros cambie, hay cosas que simplemente nos definen. Que dicen al mundo quienes somos, que estuvieron allí desde el día uno y se irán con nosotros más allá de la tumba. El bastión de identidad inamovible frente a tanto nuevo impulso irrefrenable…

Apoyado en eso supe que hay cosas naturalmente buenas que siempre quise para mi vida y que mientras el gris cemento de lo urbano no logre enterrar un puñal en mi alma, seguiré queriendo para mi. La entrañable compañía de esa dulce y cómplice princesa, de esa compañera perfecta para el viaje. De alguien que pueda considerar mi igual pese a nuestras muchas diferencias. Porque así lo que quiera para mi vida es el cambio, me permito soñar con alguien que también guste del movimiento…”

“Se llevó parte de mi corazón y sólo de ella depende que pueda recuperarlo. No puedo albergar esperanza de ello, así que, como uno de los tantos rituales para seguir adelante, guíado por los maestros artífices que aún tenían capacidad de crear sin medir, de creer que el mundo es más que un catálogo de lo que puede explicarse, forjaré una brújula que entre destino, fortuna y deseo guíe mis pasos. Porque después de querer tanto algo, de nada sirve preguntarme simplemente lo que quiero…”

“De pronto sintió como sus huellas comenzaban a borrarse y decidió que debía encontrar una forma para que nada ni nadie se la arrebaten de su memoria…”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s