De coincidencias, casualidades y accidentes fortuitos

Publicado: 31 agosto 2010 en De la gente que quiero

Comenzó su viaje y una parte de mi viaja en su equipaje. Alguna vez, a mitad de este prolongado escape a la vigilia, de un sueño dentro de otro, salió esto. Solo queda ponerle música. Decir más es, sencillamente, redundante.

De fantasía y realidad

Entre fantasía y realidad,
Ella era sol, era vida y todo
ella era amiga, compañera y modo
era princesa, era libertad…

Víctima del azar, se jugó un as
sin entenderlo, el cielo pudo probar
destino o sueño, imposible de alcanzar
Ya en la derrota, no pidió más

Por robarse ese momento de magia
por pintar por tres horas a este mundo de color
por arriesgarse a una vida de nostalgia
A catorce instantáneas de su amor
A catorce, a catorce instantáneas de su amor

El príncipe lobo dejará de ir erguido
agachándose, volverá entre la manada
olvidará esos locos cuentos de hadas
si la mejor fantasía ya ha sentido

Y vivirá de comer rosas marchitas
en otro momento, quizás le habrían salvado
y recordará aquel rostro hipnotizado
cuando la noche bajó entre sonrisas

Por robarse ese momento de magia
por pintar por tres horas a este mundo de color
por arriesgarse a una vida de nostalgia
A catorce instantáneas de su amor
A catorce, a catorce instantáneas de su amor

Y se atrevió a soñar
Y no quiso despertar
Y en seis meses o dos años o una vida volverá
capaz… de fantasía o realidad.

(…Y quiso que ella fuera feliz
sin importar lo que él quisiera…
)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s