Fuera de serie…

Publicado: 8 junio 2009 en De la vida y todo lo demás

Frente al cierre de una etapa, frente a ese quemar de naves y renacer de las cenizas, siempre he tenido la sana costumbre de cuestionarme el horizonte, ni que más sea para ver si aún me funciona la brújula. Suscribo a ese código de tanto tiempo atrás y me pregunto una vez más que es lo que quiero, apelando, por sobre todas las cosas, a un mucho más superador que estoy haciendo para conseguirlo.

Y así, sin escapar a años de condicionamiento social, llegan a mi mente todos esos planes soberbios, que se dan más importancia de la que realmente tienen: conseguir ese crédito para al fin comprar mi propio depto, los planes para colgar de una buena vez el título de periodista en la pared, resolver la licencia de manejar que deje al eterno peatón atrás… Cosas grandes, si, tan serias, tan fundamentales que no logran más que arrancarme una sonrisa.

Medio segundo después mi atención ya está buscando ocuparse de temas más trascendentes. Una mirada a mi alma (y al hambre que encuentro en ella) me lleva a considerar todos los lugares que nunca visité, todos los sueños que aún no cumplí, todas las aventuras que dejé para más tarde. Y solo me toma una fracción de segundo más considerar al cómplice adecuado para cada situación…

Porque, reconozcámoslo… ¿qué es ese paisaje perfecto, ese momento único, esa increíble travesía sin la persona correcta al lado con quien compartirla? ¿Se puede dar siquiera? ¿Puede existir algo realmente único, perfecto e increíble sin quien sepa acompañar, quien entienda igual que uno el idioma de la mística detrás de eso que está ocurriendo?

No creo. No compro la religión del milagro en solitario y aún pienso en cuanto momento tonto, ínfimo, casual fue simplemente memorable por tener a ese tipo de persona ahí, entendiendo las cosas de la misma forma que uno.

Esta noche, que nada tiene de especial o singular, levanto mi copa y quiebro lanzas por todos aquellos seres fuera de serie que en tantas pequeñas oportunidades han demostrado valer la media milla extra. 

A uds., por todos los momentos que vendrán…

Anuncios
comentarios
  1. Lucifer dice:

    Querido Parker,
    Dado que ya es algo que se me esta haciendo carne; en otra de mis tantas noches de soledad entre estas cuatro paredes, me entrego a la lectura de sus pasajes.
    Durante nuestra primer charla, de algo de 6 horas corridas, mencionaste esta teoría de la gente que vale esa “media milla extra”; algo que quedo tamborileando en mi mente y me ha hecho cuestionarme sinceramente (y usted sabe) si ciertas personas lo valen, el tiempo dirá…

    Como todos, durante este trayecto he descubierto y conocido a muchos “Aparatos” como yo los llamo, siendo yo el “Aparato mayor” (Jeje) Bien, he encontrado felicidad y luego frustración; suelo jugarme por la gente que quiero y muchas veces esto no ha salido de la mejor manera, ya que no cualquiera comprende lo que alguien “Fuera de serie..” vale.

    Mas he de reconocer que no todas son pálidas, mi amigo, pues en los momentos cumbres de esta historia repleta de altibajos a la que he de llamar “Vida”, siempre hubo alguien, que por sobre todos, completo la foto e hizo de eso un momento inolvidable.

    He de seguir leyendo… Gracias por ser parte de mi álbum…

    LLD’I

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s